La Luna de miel de John y Yoko


Una de las ceremonias matrimoniales más icónicas de la historia popular, entre el exmiembro de Los Beatles, John Lennon, y la artista plástica Yoko Ono, aparecieron sólo 10 minutos.

Fue a las 9:00 horas, el 20 de marzo de 1969, tras abrir el consulado inglés.

Los contrayentes se presentaron de blanco, frente al secretario del registro civil, Cecil Wheeler, que fue quien oficio la ceremonia.

También lee: Carlos Vives conecta con sus raíces

Él llevaba sus míticos lentes redondos y ella con unas gafas de sol que le cubrían medio rostro y que no se quitó en ningún momento de su estancia en la vieja colonia británica de Gibraltar.

John Lennon por fin desposaría a la mujer que marcaría su destino.

Sombrero de ala ancha, minifalda, calzas hasta la rodilla y zapatillas, fue el look elegido por la descendiente directa del noveno emperador de Japón para convertirse en la mujer del líder de la banda más aclamada de la historia.

GIBRALTAR, BRITÁNICO Y AMISTOSO

Según ha contado el periodista Julián Ruiz, Yoko nunca ha vuelto al “horrible” Gibraltar “La roca del fin del mundo”, como le gustaba llamarlo a John Lennon.

“Elegimos Gibraltar Porque es tranquilo, británico y amistoso. Antes lo habíamos intentado en todas partes. Yo había decidido hacerlo en el transbordador para llegar a Francia ya casados, pero no nos abandonaron. Tampoco tuvimos demasiado éxito con los barcos de crucero. Lo intentamos en las embajadas, pero en Alemania se requerían tres semanas de residencia y en Francia, dos”, explicaría luego el propio Lennon, según recoge Barry Miles –miembro del círculo íntimo del grupo en los 60– en su libro “El diario de Los Beatles”.

Se llevó el segundo matrimonio para Lennon y el tercero para Yoko; ambos se conocieron mientras John puede aun una relacion con su amor de la juventud, Cynthia Powell, y según relató Barry Miles, ésta encontró semidesnudos a Lennon y Yoko en su casa mientras desayunaban, lo que rompió la relación de Powell, que tantas letras significó para The Beatles y John Lennon.

LUNA DE MIEL EN ÁMSTERDAM

Sólo dos personas fueron testigos del matrimonio, un fotógrafo reclutado por Lennon para la ocasión, y Peter Brown, que se había hecho el management del grupo tras la muerte de Brian Epstein, dos años antes.

La idea de la boda en Gibraltar fue de Brown, como después reveló la letra “The ballad of John and Yoko”, grabada por Lennon y McCartney.

Cinco días después de su boda en Gibraltar, John y Yoko viajaron a Ámsterdam como parte de su luna de miel, la cual, debido al conflicto bélico en Vietnam, y el lanzamiento de tropas por parte del presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, terminó convirtiéndose en un exhorto a la paz en un encierro voluntario en el hotel Hilton Presidencial, habitación 402, donde los personajes vieron a la prensa abrazados en la cama con pétalos de rosa en todas partes y letreros que consignaban finalizar la guerra de Vietnam.

También lee: “Dale una oportunidad a la paz”, la canción que marcó el movimiento pacifista, cumple 53 años

UN HIMNO CONTRA LA GUERRA

Posterior a este evento, el 31 de mayo de 1969, Lennon y otros artistas que decidieron colaborar, como Tommy sofoca, Timothy Leary, Allen Ginsberg, Rosemary Woodruff y Derek Taylor, grabaron una de las canciones más importantes en contra de la guerra de Vietnam.

Según registro James E. Peroné en su libro “Canciones de la guerra de Vietnam”, “Give Peace a chance” se convirtió en un himno destacado para muchas de las demostraciones de paz que ocurrieron desde el verano de 1969 hasta el final del conflicto, tanto así que la canción fue protagonista en una de las protestas más importantes para exigir el fin de la guerra.

El 15 de noviembre de 1969 cerca de 500 mil personas participaron en una manifestación que llegó hasta la Casa Blanca.

TRAGICO FINAL

Sin embargo, el matrimonio no dejó satisfecho a los fanáticos de The Beatles, debido a que muchos acuñan el rompimiento de la banda a las nupcias entre Lennon y Yoko Ono, e muchos incluso le atribuyen a la artista la muerte del icónico miembro del cuarteto de Liverpool, pues por ella se mudaron al edificio Dakota, en Nueva York, donde finalmente Lennon sería asesinado a manos de Mark David Chapman en 1980.

“En cierta manera ambos arruinamos nuestras carreras por estar juntos”, reconoció Yoko en una entrevista concedida en 2012 a la periodista Chrissy Ley, del “Daily Telegraph”.

Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestros newsletters sobre noticias del día, opinión, planes para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.



Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: