La India Yuridia ‘dobla de risa’ a los leoneses


León, Guanajuato.- Si de comediantes empoderadas se trata, la india yuridia se pinta sola y volvió al Teatro Manuel Doblado para doblar de la risa a los más de dos mil asistentes a las dos funciones que brindó en la ciudad.

yuridia ruiz castro dedicó su mostrar a los problemas cotidianos, poniendo como platillo a Rigoberto, su esposo; lo toma como ejemplo para hablar de los problemas cotidianos como cualquier otra pareja de habla hispana.

La India compartió las anécdotas de Rigoberto. Foto: Cortesía Gus Becerra.

Yuridia comunica estos momentos y le agrega su sentido del humor, además de sus consejos de vida y en pareja.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

La comediante salió ataviada en su clásico vestido, sus trenzas, para dar cátedra de lo que tienen que hacer las mujeres en caso de que un macho quiera hacer de las suyas.

La India Yuridia. Foto: Cortesía Gus Becerra.

Habló de las relaciones de pareja, la vacunación y su propia experiencia en este tema.

Yo fui de las primeras que dije ¡yo no me voy a vacunar! tenía miedo, decía: ¿qué nos van a inyectar? ahora resulta que en dos años sacaron como 7 marcas de vacuna para un virus desconocido, ¿onta la vacuna para la diabetes? para ésa no le echan ganas ‘eda’. Pero medité, y dije, pero si trago tacos callejeros ¿qué me hago pend…?”, dijo.

La India Yuridia resaltó lo dramático que son los hombres, y lo exigentes.

Le dije a Rigoberto: me duele la garganta, el pecho, y él me dijo, cualquier cosa que ocupes estoy con los niños, pasó cinco minutos y me dijo.. ¿ya se te pasó?, también dicen que cuando estás mala, si te quedas acostada hace daño, a la enfermedad hay que engañarla. Pero no fuera él, porque le dio como una especie de Zika, dijo que ya se iba a morir y no era más que gripa”.

La India siguió con las anécdotas de su esposo, su marido, que siempre que tiene oportunidad se queja de todo lo que puede, pero ella se opone, pues es el tiempo de las mujeres.

Yo me acuerdo que Rigoberto se fue a vacunar mucho tiempo después, y esperó que la inyección se convirtiera en pastilla o supositorio. Llegó mi macho alfa, recién vacunado y dijo: ¿para qué te hice caso?, fue una aguja bien grande. Todos los vatos cuando les duele algo, chochean, sea lo que sea”.

la india yuridia tenía a todos con dolor de estómago, pero de la risa, pues algunos se sintieron identificados con los chistes de la comediante.

La India Yuridia. Foto: Cortesía Gus Becerra.

Después de casi dos horas, la primera función terminó con muchas risas, sonrisas y alegrías.

Ella agradeció por la respuesta de la gente y prometió volver.

En esta nota:



Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: