“La academia” se adapta a la era transmedia, a 20 años


Han pasado dos décadas desde que “La academia” Atrapado en la televisión nacional: un reality que no sólo siguió a la gente con avidez, sino que ha impulsado talentos que hoy ocupan un lugar destacado en el mundo del espectáculo.

El actual productor de este proyecto, que inicia hoy por azteca Uno, Ángel Aponte, considera que una de las claves de este reconocimiento ha sido el casting, pues se ha privilegiado a personas genuinas con las que la gente se ha identificado en años anteriores.

“No es sólo un show de televisión: los muchachos sí se levantan temprano, están en clases y preparando los conciertos de los domingos; entonces esa veracidad es algo que trae frutos”, explica.

Leer más: Habrá reversión de “La espada en la piedra” con arte del mexicano Eugenio Caballero

Ese acercamiento con el público ha ido cambiando el himno de La academia, que dice textual: “cuesta, subir la cuesta”, y eso no excluye a la producción, que ha tenido que adaptarse a la era digital, además de lidiar con distintas generaciones , desde la X, pasando por los millennials y, ahora, los centennials.

Arturo López Gavito considera que esta evolución los ha llevado a no ver ya el show como producto de televisión, sino algo transmedia, es decir, que se enfoca en hablarle a las audiencias en otras plataformas, que llegan a generaciones nativas.

“En la era digital para que la gente pueda consumir los contenidos también tiene que haber ciertas historias de vida, cierto morbo en torno a los participantes, que es parte esencial de La academia. Por ejemplo, Rubí, que de ser un fenómeno social en las redes sociales a serlo en este programa hay un mar de diferencia, pero para estos tiempos es un personaje necesario como en su momento lo fue Jolette o Paolo Botti, porque es lo que aporta la polémica”.

Rubí fue la joven que en 2016 se hizo viral cuando sus padres hicieron una invitación “a todos” por internet para que acudieran a su fiesta de XV años, lo que atrajo a miles de personas.

Para el crítico, como ha pasado antes, esto no será garantía, pues La academia está hecha para dar proyección, no para definir la carrera de un artista, todos suelen esperar y trabajar para lograr un objetivo, como sucedió con Carlos Rivera, a quien le tomó 15 años lograr el éxito que tiene actualmente.

Otro punto a considerar del llamado “Juez de hierro”, es la manera en la que hará su crítica, pues debe adaptarse a las características de las nuevas generaciones. Asegura que este año será especialmente desafiante por las sensibilidades, además del regreso de Lola Cortés y la llegada de Ana Bárbara, quienes junto con horacio villalobos integren a los críticos.

“Me obliga a transformar mi rol para convertirme en un crítico que va a seguir siendo objetivo y transparente, como he sido siempre, pero ahora lo que quiero hacer es, además de mi crítica, diciendo a los jóvenes qué tendrán que modificar y hacia dónde tengo que ir. El papel de un crítico ya pasa de nada más señalando las fallas o las áreas de oportunidad a poder decir lo que le falta”, asegura el productor musical.

Leer más: Silvia Pinal reaparece bromista hablando francés; recibe homenaje en Las Vegas

Lola, la viral

Una de las críticas que más foco ha tenido en sus participaciones es Lola Cortés, quien desde 2011 había dejado el reality por desacuerdos con Azteca, y que en este 20 aniversario vuelve a estar en este panel.

La actriz sigue siendo referente de este programa, no solo con miles de reproducciones en los videos de Youtube que la muestran criticando a otras generaciones, sino en memes y frases que muchos adoptan.

Cuenta que de entre todos los proyectos que tiene en puerta hay uno que no hubiera aceptado: La academia. Lo dice porque su salida se dio de manera obligada y sin que le dieran una “justificación razonable”, pero aunque pueda sonar contradictorio, la llamada “Reina de los musicales” decidió aceptar su regreso para cerrar viejas heridas.

“Cuando vino esta propuesta yo comencé con un ‘ahora resulta que sí soy necesario’, y aunque me dijeron que todo había cambiado, yo tengo clavado aquí [en el corazón] que yo fui leal hasta el ultimo dia. Voy a cerrar un ciclo ahí y voy a hacer las paces, no con alguien sino conmigo, con mis miedos, con mis heridas”, asegura Lola.

Valorando los frutos

La academia surgió hace 20 años casi al mismo tiempo que otro proyecto que fue un éxito en España, Operación triunfo, pero que en México sólo desapareció una edición. El programa de Azteca ha tenido repercusión en otros países de Latinoamérica, con concursantes de Argentina, Colombia, Guatemala, El Salvador o Cuba, incluso de Estados Unidos, España e Italia.

Sin embargo, durante estos 20 años y 12 generaciones, son un poco más de 300 talentos y de esos no más de 20 han logrado sobresalir.

“Cada uno tiene su propio camino por recorrer, el hecho de que quizás no sean un Carlos Rivera, un Yahir o una Yuridia no quiere decir que no sean exitosos, en este negocio hay espacio para todos”, dice Aponte.

rubi.jpg
La quinceañera que se hizo viral hace seis años en redes sociales, es parte de la nueva generación.

El papel de un crítico ya pasa de nada más señalando las fallas o las áreas de oportunidad, a poder decir (al alumno) lo que le falta”
Arturo López Gavito
Productor musical

No es sólo un programa de televisión: los muchachos sí se levantan temprano, están en clases; esa veracidad es algo que trae frutos”
Ángel Aponte
Productor

Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestros boletines sobre noticias del día, opinión, opciones para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más. Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestros boletines sobre noticias del día, opinión, opciones para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.



Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: